29/5/14

Voluntariado Digital: No sabía ni lo que era el Enter

Aprender nociones de informática básica, abrir una cuenta de correo electrónico, leer la prensa o manejar el Windows. Estas son las peticiones más repetidas en las clases de voluntariado digital, un programa organizado por la Universidad de Cantabria en colaboración con la Fundación CTL. En esta iniciativa los estudiantes universitarios adoptan el papel de profesores y dan formación sobre nuevas tecnologías a colectivos en riesgo de exclusión digital.

Este es el caso de Antonio Medeiros, un joven brasileño de 19 años que estudia ingeniería civil a través de un programa de intercambio en la UC. Él siempre había estado interesado en realizar algún programa de voluntariado, pero nunca había tenido la oportunidad. ''En la Universidad me lo pusieron muy fácil, me dieron varias opciones para elegir la que más me interesaba y me incliné por el voluntariado digital porque soy bueno con la informática'' comenta Medeiros.

Durante tres meses y con dos horas a la semana de clase, él ha sido el 'profesor' de un grupo de siete personas en el telecentro ubicado en la Asociación 'Los Arenales'. Según el presidente de la asociación, Rubén Fernández, la acogida de esta iniciativa ha sido ''muy buena y de hecho tenemos bastante gente en lista de espera con ganas de poder realizar más cursos'' cuenta con orgullo.

A lo largo de las clases, Medeiros estableció una buena relación con sus alumnos, hasta el punto de que éstos ya le preguntan de forma casi familiar por sus notas en la universidad, sus viajes e incluso por sus padres. ''Es un profesor excepcional, ha tenido mucha paciencia con nosotros porque cada uno le preguntaba una cosa y estaba toda la tarde de aquí para allá'', comenta Angelines Pérez, de 71 años. Esta socia del centro 'Los Arenales' decidió asistir a la actividad motivada por su inquietud por aprender y porque ''es un entretenimiento, lo que más me gusta es el acceso que se puede tener a la información''. Angelines quedó encantada con la experiencia, aunque asegura que le supo a poco ''Me gustaría haber tenido más tiempo porque aún me quedan muchas cosas por aprender y si no practicas, se olvida.'' afirma.

Luisa María Aedo, su compañera de clase, de 65 años, está de acuerdo con ella y ya está apuntada al próximo curso. Reconoce que decidió comenzar este programa para estar al día y porque es una apasionada de la fotografía y por eso ''quería aprender a pasar las fotografías de mi cámara al ordenador sin tener que pedir ayuda''. Además, ahora utiliza el correo electrónico y lee la prensa, pero no está interesada en las redes sociales, porque piensa que ''son un cotilleo''. Confiesa que cuando llegó a clase no tenía casi nociones de informática. ''Mi nivel era muy bajo, un día Antonio me dijo que le diera al ENTER, pero yo no sabía ni lo que era el enter''.

No todos los casos son iguales y los voluntarios se encuentran con alumnos con niveles muy diferentes y de edades muy dispares. Medeiros recuerda con ternura que una de sus alumnas, de unos 80 años de edad, asistía a sus clases porque quería aprender a utilizar Facebook para estar en contacto con sus familiares que vivían fuera de España. ''Abrimos una cuenta de Facebook y cuando empezamos a agregar a sus familiares se volvió loca con las fotografías de su hija y de sus nietos. Fue muy bonito vivir ese momento''

Aunque las mayores peticiones que reciben los voluntarios son la formación básica en informática, algunos alumnos tienen muy claro los objetivos que buscan y Marina del Campo, de 44 años, es una de ellas. ''Me quedé en paro y soy consciente de que para poner mi currículum en circulación necesitaba saber más sobre internet'' asegura.

Hasta ahora, el programa de voluntariado digital ha contado con 20 alumnos de la Universidad de Cantabria que han dedicado parte de sus horas libres a ayudar a adultos y personas mayores a manejar mejor las nuevas tecnologías. Realizando este voluntariado los alumnos obtienen créditos de libre configuración que los son útiles en sus carreras. Diferentes telecentros de la región han acogido estas clases y actualmente tres voluntarios están realizando este programa que, según la fundación CTL, el proyecto se mantendrá en el tiempo y se realizará en diferentes telecentros de Cantabria, dependiendo de la disponibilidad de los voluntarios. (Fuente:el diario montañes)

www.eldiariomontanes.es




Fundación Centro Tecnológico en Logística Integral de Cantabria

Calle Cádiz 2, 2 Planta Santander

Telf. 942 032 582 - Fax 942 760 204

contacto@ctlcantabria.com

Todos los derechos reservados 2011 | Nota Legal | Ley de protección de datos - LOPD